A debate, las políticas culturales | Arte en Asturias

A debate, las políticas culturales

diciembre 23, 2011 Sin comentarios »


(P.M.) El enunciado era claro: ‘Asturias, las políticas del arte’. Y de las políticas del arte se habló, aunque que más que de las asturianas, salvo excepciones claves, el debate lo centraron las gijonesas. Y los cinco debatientes, representantes de los cuatro principales partidos de la región, llegaron a cuatro conclusiones individuales. Por tanto fueron cinco voces de las que salieron cuatro políticas distintas, que si bien se tocaron en algún punto, no caminaron por el mismo sendero, salvo cuando dos de los participantes, Francisco Crabiffosse, director de la Agencia de Museos y Acción Cultural , representante por tanto del Gobierno y de Foro, y Justo Vilabrille, ex concejal de Cultural, que hablaba por el PSOE, se enzarzaron en una discusión sobre las maneras de un político de defender o atacar un proyecto. Llegaron a ese punto Crabiffosse y Vilabrille, después de que el primero atacara al Centro Niemeyer con todas sus energías, recorriendo una por una todas las exposiciones artísticas y no dejando una sola con cabeza.
Pero antes de ese enfrentamiento verbal, el representante de la Administración regional ya había lanzado más de una perla a la audiencia del primer y multitudinario debate de AlNorte, que se celebró en el Centro de Cultura Antiguo Instituto. Una de ellas dirigida al anterior Gobierno del PSOE: «Se distrajeron fondos de entidades esenciales para aventurar proyectos culturales extraños», dijo, eso sí después de haber admitido que en Gijón se «hizo una labor de engrandamiento de ciertas instituciones importantes». Reconocimiento que quedó soterrado inmediatamente: «Tenemos una Asturias invertebrada en la actividad cultural, en la dotación y en el funcionamiento».
Estaba de acuerdo con él Xosé Nel Riego, director de la Fundación Municipal de Cultura, y también representante del Foro, quien manifestó estar convencido de la que la auténtica labor de las administraciones es recordar que la razón existe: «Lo que tiene que hacer el poder público es inyectar un poco de raciocinio».
Para Vilabrille lo que sería justo es que «el Gobierno que llega construya sobre lo que hizo el Gobierno que se fue». Y decía esto el representante socialista para reaccionar ante el ataque a los principales proyectos de la era Areces, la Laboral y el Niemyer. Punto en el que Crabiffosse advirtió: «Son dos casos totalmente distintos». El dirigente que dejó claro que asume el modelo catalán «como el ejemplo a copiar, quitando equipos de en medio y fusionando instituciones», defendió una vez más Laboral en detrimento del centro avilesino.
Por otro lado, Manuel Pecharromán, del PP, que también miró atrás para hacer una intensa crítica de lo hecho por el PSOE, aseguró para afrontar el futuro que «lo importante es la innovación y el talento y que los creadores tengan más protagonismo». Antes, tras advertir que «probablemente no se necesiten tantos museos», había aportado alguna propuestas, como recuperar las Noches Blancas o hacer una bienal de Arte para 2012.
La quinta invitada del debate de AlNorte fue Gema Adam, de IU, que más preocupada por la cultura como concepto y la educación que por el arte en sí, dejó dos preguntas en el aire: «Sería interesante que nos preguntáramos ¿qué estamos esperando? y ¿qué necesitamos?».


A debate, las políticas culturales

Artículos relaccionados

Deja un comentario

*Requerido