AlNorte abre sus puertas | Arte en Asturias

AlNorte abre sus puertas

diciembre 6, 2012 Sin comentarios »
AlNorte abre sus puertas

El Barjola testificó la entrada en la segunda década de la Semana de Arte que promueve EL COMERCIO
Las exposiciones de los becados en Gijón, Oviedo y Avilés dieron el pistoletazo de salida

(P. M.)
Sumar. Ese es el verbo que conjuga AlNorte, la Semana de Arte Contemporáneo que promueven EL COMERCIO y LA VOZ DE AVILÉS. Justo al lado del que invita a la creación. A conocerla, disfrutarla, entenderla y desarrollarla. El verbo que anoche, durante la inauguración de su undécima edición en el Museo Barjola, más se dejó oír. Lo pronunció en su intervención el director de este rotativo, Íñigo Noriega, asegurando que tiene esta cita «mucho de aglutinante». El factor sumatorio está, dijo, «en sus facetas, en las edades de los participantes, en las instituciones que se adhieren y en el saber de los invitados». Pero también, advirtió, en la capacidad de aunar la excelencia de grandes profesionales, con el talento de los artistas emergentes.
De hecho el pistoletazo de salida de esta cita de invierno se daba con la apertura de las exposiciones que hacen realidad, gracias a las becas de AlNorte, los proyectos de artistas que están empezando: Victoria Trespando, Noemi Iglesias, Demetrio Salces y Uh315 (en realidad, María Castellanos y Alberto Valverde).
«Nuestro reto es tan claro como complejo, queremos ayudar a divulgar la cultura», decía Noriega, ante la atenta mirada del viceconsejero de Cultura, Alejandro Calvo, que elogiaba, poco después, la labor de la Semana de Arte, por «explorar nuevos territorios y hacerlo con personalidad propia. Algo más destacable, si cabe, en plena crisis».
A los tiempos difíciles que vivimos también hizo mención Ángel Antonio Rodríguez, el crítico de arte de EL COMERCIO y director de AlNorte, recordando que será uno de los temas centrales de los debates y mesas redondas que se celebrarán estos días, hasta el sábado, 15. Rodríguez, que hizo recorrido por las múltiples actividades de la cita, recordó que en ella se cuenta con quienes prefieren «trabajar en los guiones más que en los decorados». Y su lema, todo un clásico: «Hemos conseguido demostrar que lo lúcido no está reñido con lo lúdico».
Hablaba así el alma mater de AlNorte entre los tambores con gesto, mitad negros, mitad blancos, de Demetrio Salces. Una instalación, titulada ‘Rompida’, basada en la tremenda sonoridad de los tambores de Calanda que popularizó Buñuel y que quiere, finalmente, «hablar del final de la palabra, del debate y del discurso». De hecho la piel de sus instrumentos está lejos de sus baquetas y las esculturas que parecen querer escapar de algunos de ellos, como un grito desgarrador que es puro silencio, llevan los oídos tapados.
Pero la primera jornada AlNorte comenzaba unas horas antes a unos kilómetros. En Avilés, en el Centro Municipal de Arte y Exposiciones (CMAE), donde la joven creadora asturiana Victoria Trespando abría a primera hora de la tarde las puertas de su singular proyecto, tributo a la historia y reverencia al futuro, titulado ‘Vautour Fauve, American Flamingo’. Como casi todos los participantes este año, Victoria hace con su obra acopio de disciplinas y lenguajes diferentes y cuenta su universo a fuerza de pintura, fotografía y escultura. Tras la inauguración en el CMAE, AlNorte siguió rumbo a Oviedo. En la sala Guillermina Caicoya esperaba el trabajo de Noemí Iglesias, ‘Piedras, petres, piedres’. También compendio de diversos idiomas artísticos. En su caso, la escultura, pintada en sutiles colores, se mezcla con la fotografía y el recuerdo de acciones pasadas. Todo envuelto en una pertinaz presencia sonora que da sentido al conjunto, un auténtico análisis de la reacción de un país a los recortes de la crisis. Habla Noemi de las manifestaciones en Grecia y reconvierte en obra de arte las piedras de los manifestantes y las zonas destruidas para lograr esas piedras.
La tercera parada ya tuvo lugar en Gijón. En la sala Espacio Líquido, donde el colectivo uh513 reinventa ‘La Biblioteca de Babel’, contestando a un cuento de Borges, que especula sobre un universo compuesto de un espacio donde existen todos los libros, pero ordenados arbitrariamente. Y de esa arbitrariedad nace su proyecto, una singular impresora autómata, nutrida de alta tecnología, que va escribiendo sobre una gran plataforma de papel (ocupa toda la sala) letras, símbolos, números y puntuaciones, sin seguir pauta alguna. El proyecto de Uh513 tiene continuidad en la red, donde, como explica María Castellanos, «cada cual puede introducir un nombre y un lugar y entrar en el proceso de creación del libro propio». Y de Espacio Líquido, al Barjola, que volvió a quedar un año más, y ya son 11, abarrotado.

AlNorte abre sus puertas

Artículos relaccionados

Deja un comentario

*Requerido