AlNorte se moja por el acuerdo | Arte en Asturias

AlNorte se moja por el acuerdo

diciembre 14, 2012 Sin comentarios »
AlNorte se moja por el acuerdo

(Alejandro Carantoña. SIERO)

Imposible poner de acuerdo a artistas, museos, cargos políticos, asociaciones, galeristas, instituciones, clientes, público. ¿Imposible? No, simplemente «difícil de hacer cuajar», en palabras del director de AlNorte, Ángel Antonio Rodríguez.

De ahí que ayer por la tarde la Semana de arte contemporáneo de Asturias, que organiza EL COMERCIO, reuniese en asamblea a diversos sectores del arte contemporáneo en Asturias en pos de un «acuerdo de mínimos» para firmar, al final, un texto «con nombres y apellidos, mojándonos» para dinamizar el arte contemporáneo en la región.
La primera parada, tras la salutación de la concejala de Cultura de Siero, María José Sánchez y del director de la Fundación Municipal de Cultura, Ramón Quirós, fue un hueso duro: el centro Niemeyer de Avilés, «continente sin contenido», en palabras del artista Ramón Prendes. Y de ahí, a la política, a la «instrumentalización» y al murmullo en el que estalló la discusión.
Silencio, y vuelta a empezar. Mejor no convertirse en una asamblea reivindicativa, o al menos no en estos términos: comienza, entonces, la búsqueda de esos «acuerdos de mínimos»: el primero, encontrar la manera de que el arte contemporáneo pueda moverse por la región, mediante lo que Carmen González, ex becaria de AlNorte, señalaba como la necesidad de una «estructura sólida» de, por ejemplo, casas de cultura por las que llevar proyectos.
Idea en la que incidieron tanto el pintor Ricardo Mojardín («El Principado podría hacer un inventario»), la directora del Museo Barjola de Gijón, Lydia Santamaría, o la galerista avilesina Angélica García, de Amaga.
«¡Pero si eso ya existía!», profirió Jaime Rodríguez, especialmente vehemente. «El problema es el Principado. Los artistas somos el último mono». Así aterrizó la charla en el asociacionismo, de nuevo («Desde aquí no vamos a cambiar el mundo, pero una asociación puede ir haciendo cosas pequeñas, poco a poco», añadió la becaria de esta edición Vicky Trespando) y en el papel de las instituciones o los apoyos posibles en tiempos de crisis.
Como por ejemplo, qué hacer con el Palacio Revillagigedo de Gijón después de que Cajastur decidiera retirarle el apoyo económico el pasado verano: priorizar, tal y como verbalizaron Sánchez y Rodríguez, el inventario y conservación de la obra. Es decir, establecer una red o una plataforma de presión mediática «para que se sepa que ahí hay obras, y los espacios que deja Cajastur».
«La unión hace la fuerza», lanzó Santamaría. «Me parece urgente meter asociaciones». «Claro», señaló Rodríguez, «pero esta es una reunión piloto: si llegamos a un acuerdo, y lo firmamos, empezar a moverlo y hacerlo llegar a todo el mundo».
«¿Quién lo escribe? ¿Tú?», preguntó rápidamente Prendes. Angel Antonio Rodríguez asiente. «Para Reyes, va», rió Santamaría, antes de que saltara un último tema: Educación. Historia del Arte, colegios, y exposiciones… Esto es, «moverse», como repitió Trespando, con «talleres, actividades…». Reactivar, en fin, el arte contemporáneo.
«Vale, vale», cerró Rodríguez, con el cuaderno a punto de reventar de propuestas y puntos. «¿Nos vemos en un año?».

AlNorte se moja por el acuerdo

Artículos relaccionados

Deja un comentario

*Requerido