Rotundidad sin dogmas | Arte en Asturias

Rotundidad sin dogmas

junio 18, 2016 Sin comentarios »
Rotundidad sin dogmas

:: ángel a. rodríguez
En los tiempos que corren no siempre es preciso sentar cátedra o buscar excesos teóricos para diseñar una exposición colectiva donde, sin embargo, hace falta sintetizar bien y coordinar las voluntades creativas, los nexos comunes, la ética y la estética a partir de un correcto montaje. En ‘Vetas’, que ocupa estos días la sala SabadellHerrero de Oviedo por iniciativa de la Consejería de Cultura del Principado, se reúnen todas esas premisas y se mantienen con eficiencia las tensiones y los diálogos entre las obras elegidas por el coordinador del diseño expositio, Ramón Isidoro, que ha querido reunir a seis importantes escultores asturianos tan brillantes como singulares en formas y contenidos.
Cada uno de ellos aporta un conjunto de intervenciones sobre madera, facilitando la contemplación y la reflexión, con obras rotundas y contundentes. La de mayor formato es la totémica ‘Mater’, de Pablo Maojo (1961), repleta de incisiones, juegos, genialidades y recursos propios de este escultor imprescindible, nacido en el corazón maliayo de San Pedro de Ambás y, sin duda, único en el panorama artístico español de nuestro tiempo.
El quirosano Adolfo Manzano (1958), siempre irónico y profundo, conjuga aquí los sonidos con los ensamblajes para patentar también que lo bien hecho, bien parece, Son piezas como ‘Bajo la superficie un corazón late’ que recogen esa memoria y esa vitalidad propia de la coherencia que viene demostrando hace treinta largos años.
Madurez y genialidad compartida con los demás autores, igualmente inmersos en etapas muy fructíferas. Es el caso de la ovetense María Jesús Rodríguez (1959), con trece hermosas composiciones que configuran ‘La payarina’ rindiendo tributo a su íntimidad doméstica, entre caligrafías, mares y tierras conscientes de que recordar es volver a vivir una y mil veces.
Orgánico e igualmente cercano en el proceso reconstructivo de su hábitat, se ofrece también el valdesano Vicente Pastor (1956), con los pigmentos, arenas y símbolos poéticos que le acompañan siempre, como a Paco Fernández (1950), que ha querido traspasar la bidimensionalidad y nos regala aquí un curioso montaje de atriles y mesas de carácter votivo, enfrentados levemente con los colores puros y rothkianos de las pinturas silenciosas de este veterano artista de San Juan de la Arena.
Nacido en Piantón, en el corazón de Vegadeo, aunque ligado a Madrid desde hace cinco décadas, Luis Fega (1952)continúa hoy sus investigaciones con ‘collages’, maderas y construcciones, superando el plano pictórico para bregar el espacio con sus nuevas conjugaciones, bajo el espíritu geométrico y la explosión expresionista. Un compendio de matices muy cercanas a sus composiciones sobre tela pero más lúdicos, quizás, como los demás trabajos de esta excelente exposición, liberada de dogmas, discursos o pretextos banales.


Rotundidad sin dogmas

Deja un comentario

*Requerido