Treinta años en diálogo | Arte en Asturias

Treinta años en diálogo

septiembre 5, 2014 Sin comentarios »
Treinta años en diálogo

:: á. a. rodríguez

Es la primera vez que se presentan juntos (juntos y solos) en una exposición común, y lo hacen presentando un diálogo que vienen realizando desde que comparten su vida. Es, de alguna manera, el resumen de tres largas décadas que, inevitablemente, han hecho confluir sus pinturas, bebiendo de fuentes similares y conjugando parecidos nutrientes para desarrollar dos trayectorias singulares.

Hay también algo de juego, de reto al espectador, en este hermoso proyecto expositivo. Así, Melquíades Álvarez y Reyes Díaz han presentado su ‘Diálogo’ en la sala de exposiciones As Quintas, de La Caridad (El Franco) animados por el escultor Herminio, alma máter de este espacio y amigo personal de la pareja gijonesa. Ofrecen una selección de trabajos realizados desde 2005, configurando este instructivo contraste que reivindica el intimismo, la pasión, el trabajo cotidiano y las calidades plásticas.

Los caminos personales e intransferibles de Melquíades Álvarez fluyen desde los mundos de la meditación y las visiones indeterminadas, cerca siempre del entorno, el paisaje y la tierra que pisa, reinventando una y otra vez su peculiar romanticismo. Alberg esa predisposición espiritual que los alemanes denominaban ‘Sehnsucht’ ( algo así como anhelo, ansia, angustia o nostalgia de lo vivido) donde halla esa fuerza creadora que le permite aspirar a la trascendencia, al encuentro con lo aparentemente infinito. Sus pinturas constatan esa experiencia vital en cada composición, sujetas a una férrea sensibilidad que respira autenticidad. La introspección adquiere lugares privilegiados donde Melquíades Álvarez abandona la reproducción mimética y sustituye la experiencia del mundo por la autoexperiencia, en una sólida estética del despojamiento capaz de acotar imágenes para ceder el protagonismo a las realidades invisibles e integrarse en la naturaleza de un paisaje que anhela lo sublime.

Los originales ‘collages’ y las pinturas sobre lienzo y papel de Reyes Díaz están igualmente llenan de calidades plásticas y simbolismos, patentando su especial impronta. El recuerdo, la memoria, el crecimiento de la familia, son los horizontes de una artista íntegra que mantien su amor a la delicadeza y a lo cotidiano, en esa ‘metarrealidad’ entre el tema y la piel de la pintura que la caracteriza cada uno de sus envites. Hay también enredos, composiciones intrigantes que excitan la mirada del espectador avezado para obligarle a profundizar en la memoria de la autora y tratar de sentir, como ella, la esencia misma de las cosas.


Treinta años en diálogo

Deja un comentario

*Requerido